Documentos Hª Contemporánea

Presentamos aquí una serie documental completa, agrupada por temas, de la Historia Contemporánea de Extremadura para ser utilizada en el aula. La creación de estos documentos se llevó a cabo en 1999 y, por tanto, le falta alguna actualización, pero consideramos que puede ser de ayuda para las clases.

He aquí una reseña de su autoría en redined.

Documentos:

1.- Antiguo Régimen

JUSTIFICACIÓN

La historia de Extremadura en el aula

Esta serie de documentos, esencialmente de carácter histórico, pretende ser una ayuda para los profesores de educación secundaria, tanto en los niveles obligatorios como en el Bachillerato, a la hora de introducir los contenidos regionales en el aula.

Hemos tenido en cuenta, para su realización, que la dispersión de los fondos documentales y bibliográficos no facilitaban el trabajo a los docentes y que el tratamiento didáctico de los aspectos regionales es todavía embrionario.

Los documentos se han elegido en función de una visión de la historia regional y de un modo de enfocar su enseñanza en el aula, partiendo de una consideración ya obvia: la historia de Extremadura no puede entenderse sin apelar a la historia del conjunto del país y a los procesos históricos globales que tienen lugar en el mundo. Por ello, los textos y demás documentos huyen, en la medida de lo posible, del carácter localista, principal peligro al que se enfrenta el historiador y el enseñante cuando se trata de analizar espacios reducidos.

Esta idea debe ser la base sobre la que gire la práctica docente, de tal manera que insertar los conocimientos próximos en los contextos generales es la tarea fundamental. Por ello, no está demás recordar la importancia que tiene, en nuestro trabajo, el partir de una teoría interpretativa general de la historia, sea cual sea, y a través de ella programar los contenidos a enseñar a los alumnos.

Teniendo en cuenta este marco global, habremos recorrido gran parte del camino hacia la enseñanza de los contenidos históricos, que sólo toman sentido en una teoría general. Si no fuera así, presentaríamos hechos deslavazados, sin relación entre sí, que no ayudan a la comprensión de la realidad social actual, fin último al que se debe aspirar.

De esta manera consideramos que cualquier opción didáctica es válida si al introducir los conocimientos de la cultura regional los consideramos encuadrados en dimensiones mayores, es decir, inmersos en la historia de España y del Mundo.

Los documentos

Puede apreciarse que el conjunto documental ofrecido tiene unas características determinadas, producto de una reflexión sobre la historia de Extremadura y su enseñanza.

Se ha preferido, en primer lugar, aquellos originales con un sentido dentro las ideas expuestas anteriormente. Es decir, la selección se ha hecho en función de que el texto refleje procesos generales, al mismo tiempo que la realidad histórica de la región.

No hace falta decir que en muchos casos no ha sido posible la elección. La historiografía regional está aún en construcción y existen lagunas llamativas e inexplicables en algunos períodos históricos (Franquismo, Dictadura de Primo de Rivera). Además, las publicaciones existentes, aún siendo cada vez más abundantes, adolecen de aparecer en ediciones pequeñas, con lo que existen libros difíciles de encontrar, cuando no imposible. En otros casos, se trata de bibliografía para consumo local que no llega al conjunto de la región, con lo que documentos susceptibles de ser utilizados resultan inaccesibles. Lo mismo cabría decir de los fondos documentales dispersos por archivos pertenecientes a instituciones diversas.

Entre las características de estos documentos podemos destacar, en primer lugar, su variedad, pues no sólo aparecen textos, base de cualquier análisis histórico, sino también mapas, imágenes, gráficos y tablas. Con ello se pretende dar cabida a gran parte de los procedimientos que se enseñan en Ciencias Sociales y ofrecer distintas alternativas para una didáctica activa.

En segundo lugar, son significativos para la enseñanza de los conocimientos históricos. En este sentido, se ha procurado aquéllos que tenían un lenguaje más apropiado para los adolescentes. También se han simplificado en algunos casos (tablas, mapas) para facilitar su comprensión y la asimilación de los conceptos.

Por último, se ha huido siempre que ha sido factible del texto historiográfico, pues creemos que el documento original coopera en mayor medida a una visión completa de la época histórica tratada.

 El uso de los documentos

Estos documentos pueden utilizarse de la manera que mejor le parezca a cada profesor. No existe, pensamos, una manera única, ni receta, que los permita trasladar al aula sin antes considerar las circunstancias en las que se mueve cada docente. Todos los centros, todos los grupos de alumnos son distintos y, por tanto, todo dependerá de la situación concreta de cada clase.

No es preciso usarlos todos, cuestión harto difícil dada su cantidad, aunque tampoco es descabellado proponérselo a lo largo de la etapa o, en el caso del Bachillerato, sustituyendo documentos de la historia de España que tienen carácter local (p. ej. utilizar una proclama del Sexenio democrático dada en Extremadura, en vez de la de cualquier otra región). El título que se pone a cada documento es indicativo del aspecto fundamental que se quiere tratar con él, pero en modo alguno es el único. Sólo suponen una referencia más de la que, si se desea, se puede prescindir.

Hemos presentado en el primer período, el del Antiguo Régimen, una fórmula que ha dado buenos resultados. Se trata, en cada documento, de actividades programadas para un período lectivo. Se utilizan una vez explicados los conceptos generales y vista la realidad histórica española. Ayudan a ampliar, a reforzar y a profundizar en los conceptos fundamentales de la etapa histórica. Buscan el establecimiento de relaciones entre el conocimiento general y la realidad regional, entre el pasado y el presente y entre las distintas variables de los acontecimientos históricos. Es su meta conseguir procedimientos básicos en las ciencias sociales: establecer inferencias, búsqueda de información, capacidad de síntesis, localización espacial… Son activos en la medida en que exigen una producción por parte de los alumnos y facilitan los procesos de evaluación.

Se ha elegido la secuenciación cronológica que, si bien es un tanto artificiosa, se ha mostrado pedagógicamente eficaz, pero también pueden articularse unidades de forma temática: economía, demografía, prensa, evolución política…

Por último, es de resaltar que, además de estos documentos, se pueden utilizar otros también apropiados para el aula. Hablamos, por ejemplo, de la cinematografía o de obras literarias, de los que existen muestras muy valiosas.

 La bibliografía

Al final de cada capítulo aparece una bibliografía bastante completa del período tratado. Su finalidad es colaborar en la profundización del conocimiento de la historiografía regional por parte del profesorado. También puede auxiliar en las actividades de búsqueda a realizar por los alumnos. De ella han desaparecido las obras más inaccesibles, aunque, si somos realistas, sólo las publicaciones más recientes, y no todas, son fáciles de conseguir.

Badajoz, 1999.